Si deseas agregar mi blog a tus favoritos

Si deseas colocar mi blog en tu listado de blogs favoritos, copia seguido a la URL de mi blog lo siguiente: /feeds/posts/default

Morbosas(os) de este Blog

25 de junio de 2009

Murió Farrah Fawcett




25 de junio de 2009, 02:07 PM

Muere Farrah Fawcett, uno de "Los ángeles de Charlie"



LOS ANGELES (AP) - Farrah Fawcett, cuya despampanante imagen y sonrisa deslumbrante la convirtieron en un ícono pop en los años 70, falleció. Tenía 62 años.

Fawcett murió el jueves poco antes de las 9:30 a.m. (1630 GMT) en un hospital de Santa Mónica, dijo el vocero Paul Bloch.

El actor Ryan O'Neal, su compañero de años que se reunió con ella mientras batallaba un cáncer anal, se encontraba a su lado, junto con su buena amiga Alana Stewart, dijo Bloch.

"Tras una larga y valiente batalla contra el cáncer, nuestra querida Farrah ha fallecido", expresó O'Neal. "Aunque este es un momento extremadamente difícil para sus familiares y amigos, hallamos consuelo en los bellos momentos que compartimos con Farrah a través de los años y con la certeza de que su vida le trajo felicidad a tantas personas alrededor del mundo".

Las otras estrellas de "Los ángeles de Charlie" le rindieron homenaje.

"Farrah tuvo coraje, tuvo fuerza, y tuvo fe. Y ahora tiene paz al descansar con los verdaderos ángeles", declaró Jaclyn Smith.

Cheryl Ladd dijo: "Fue increíblemente valiente, y Dios la recibirá con los brazos abiertos".

Fawcett debutó en la industria del espectáculo en 1976 como una de las tres agentes contra el crimen de la serie televisiva "Los ángeles de Charlie". Un afiche en el que aparecía en traje de baño vendió millones de copias.

Su cabellera larga y en capas se convirtió en el último grito de la moda, y chicas a lo largo y ancho del país adoptaron su estilo.

Dejó el programa después de apenas una temporada, pero tuvo un fracaso en la gran pantalla con "Somebody Killed Her Husband". Interpretó papeles más serios en los 80 y los 90, y recibió elogios por su interpretación de una esposa maltratada por su marido en "The Burning Bed".

Le diagnosticaron un cáncer anal en el 2006. Durante su tratamiento, contó con la ayuda de O'Neal, padre de su hijo Redmond, nacido en 1985.

Este mes O'Neal dijo que le propuso matrimonio y que Fawcett aceptó. Se casarían "tan pronto como ella pueda decir sí", expresó.

Su batalla con tratamientos dolorosos y deprimentes recaídas se grabó para el documental para televisión "Farrah's Story" (Ha historia de Farrah). Fawcett buscó una cura en Alemania así como en Estados Unidos, combatiendo la enfermedad con una determinación de hierro aun cuando su cuerpo se debilitaba.

"Su gran mensaje para la gente es que no se rindan, no importa lo que digan de ustedes, sigan luchando", dijo Stewart. NBC calcula que la transmisión del programa el 15 de mayo del 2009 atrajo casi 9 millones de televidentes.

En el documental, Fawcett se rasuró la mayor parte de sus característica melena antes que la quimioterapia pudiera cobrársela. Hacia el final, aparece acurrucada en una cama, casi sin responder a una visita de su hijo.

Fawcett, Smith y Kate Jackson constituyeron "Los ángeles de Charlie" originales, el trío de expertas en artes marciales sexy entrenadas por la policía, que asumían las asignaciones de un jefe rico y misterioso llamado Charlie (John Forsythe, quien nunca apareció en cámara pero cuya distintiva voz se escuchaba por el parlante de un teléfono).

El programa debutó en septiembre de 1976 y le dio a cada una de las actrices amplias oportunidades de mostrar sus figuras mientras lucían trajes de baño o se disfrazaban de prostitutas y bailarinas exóticas para resolver crímenes.

Apoyada por una ingeniosa campaña publicitaria, Fawcett, entonces conocida como Farrah Fawcett-Majors por su matrimonio con el astro de "Six Million Dollar Man" Lee Majors, rápidamente se convirtió en el "ángel" más popular del trío.

Su rostro ayudó a vender camisetas, champú, pelucas y hasta un novedoso artefacto de plomería llamado "Farrah's faucet" (faucet, en inglés, quiere decir grifo y se pronuncia igual que el apellido de la actriz). Su largo cabello rubio, su sonrisa blanca y su estilizada figura hicieron de ella una favorita, particularmente entre el público masculino.

Un afiche en el que lució un ajustado traje de baño rojo vendió millones de copias y llegó a ser decoración omnipresente en los cuartos de los adolescentes.

Así que el público y la productora de la serie, Spelling-Goldberg, quedaron estupefactos cuando Fawcett anunció que abandonaba el programa No. 5 de la televisión para trabajar en cine apenas terminada la primera temporada. (Ladd pasó a ser el nuevo "ángel").

Pero Fawcett nunca logró repetir el éxito que tuvo en la TV. Su primer filme, la comedia de misterio "Somebody Killed Her Husband" (Alguien mató a su esposo), fracasó y los cínicos de Hollywood señalaron que debió haberse titulado "Alguien mató su carrera".

La actriz también tenía previsto protagonizar "Foul Play" de Columbia Pictures, pero el estudio optó por Goldie Hawn. "Spelling-Goldberg le advirtió a todos los estudios que los demandaría por daños si me contrataban", dijo Fawcett a la AP en 1979. "Los estudios no querían meterse conmigo".

Finalmente la actriz llegó a un acuerdo para aparecer en tres episodios una temporada de "Los ángeles de Charlie", pero calificó la experiencia como "dolorosa".

Volvió a hacer películas, incluida la cinta futurista de suspenso "Logan's Run", la comedia "Sunburn" y el extraño relato de ciencia ficción "Saturn 3". Pero ninguna congenió con el público.

Le fue mejor con cintas para televisión como "Murder in Texas", "Poor Little Rich Girl" y en especial "The Burning Bed", de 1984, en la que dio vida a una esposa maltratada.

Por esta última fue nominada a un premio Emmy y finalmente los críticos reconocieron que Fawcett podía actuar.

Como mayor prueba de sus aptitudes, apareció en la obra teatral del circuito off-Broadway "Extremities" haciendo de una mujer que es violada en su propia casa. Repitió el papel en una versión cinematográfica en 1986.

No contenta con seguir interpretando víctimas, comenzó a aceptar otro tipo de papeles. Interpretó a una madre asesina en "Small Sacrifices" (1989), basada en hechos reales; y a una dura abogada que sigue la pista de un ladrón en "Criminal Behavior" (1992). También protagonizó biografías de la cazadora de nazis Beate Klarsfeld y la fotógrafa Margaret Bourke-White.

"Sentí que no estábamos haciéndolo justicia a las mujeres al interpretarnos únicamente como víctimas", comentó en una entrevista en 1992.

En 1995, a los 50 años, Fawcett posó parcialmente desnuda para la revista Playboy. Al año siguiente apareció en un video de Playboy, "All of Me", en el que también apareció desnuda mientras esculpía y pintaba.

La experiencia, dijo a un reportero, fue "un renacer". Y agregó: "Ya no siento ... restricciones emocionales, artísticas, creativas o en mi vida diaria. No siento más esas barreras".

Podría decirse que el momento más desafortunado en su carrera fue su aparición en el programa de tertulia de David Letterman en 1997, cuando sus respuestas inconexas e incoherentes llevaron a muchos a conjeturar que estaba drogada. La actriz lo negó y aseguró que su extraño comportamiento respondía a un consejo cuestionable de su madre, quien le dijo que fuera pícara y se divirtiera.

En septiembre del 2006, Fawcett, quien a los 59 años aún mantenía un estricto régimen de tenis y paddleball, comenzó a sentir un raro agotamiento. Se sometió a dos semanas de pruebas y recibió la devastadora noticia: tenía un cáncer anal.

O'Neal, con quien mantuvo una relación de 17 años, de nuevo se convirtió en su compañero constante, escoltándola al hospital para su quimioterapia.

"Ella es tan fuerte", dijo el actor a un reportero. "Estoy enamorado de ella. La quiero otra vez".

Nacida el 2 de febrero de 1947 en Corpus Christi, Texas, Mary Farrah Leni Fawcett, el nombre que le dio su madre, tenía menos de un mes cuando fue sometida a una operación para extirparle un tumor en el tracto digestivo, con el que había nacido.

Tras estudiar en una escuela católica y en la secundaria W.B. Ray, se inscribió en la Universidad de Texas en Austin. Sus compañeros la eligieron una de las 10 chicas más bellas del campus y sus fotos con el tiempo fueron divisadas por el publicista de películas David Mirisch, quien le sugirió una carrera cinematográfica.

Tras convencer a sus padres, que al principio se opusieron, aceptó la invitación.

Pronto apareció en programas como "That Girl", "The Flying Nun", "I Dream of Jeannie" y "The Partridge Family".

Majors se convirtió tanto en su novio como en su asesor profesional, y en 1973 la desposó. Fawcett dejó de usar el apellido del actor tras su divorcio, en 1982.

Para entonces ya había comenzado su larga relación con O'Neal.

La pareja nunca se casó. Tanto Redmond como Ryan O'Neal han tenido problemas de drogas y legales en años recientes.


http://espanol.entertainment.yahoo.com/25062009/1/entretenimiento-muere-farrah-fawcett-angeles-charlie.html



Con mucha pasión, pero tambien con mucha delicadeza y entrega

CAMPAÑA EN FAVOR DE LA BISEXUALIDAD FEMENINA

Campaña Bi-F


Este otro video es de la misma serie del anterior, de ehcho es como la segunda parte del anterior. Una serie de escena entre mujeres, especialmente seleccionadas por la belleza y dulzura como disfrutan estas niñas.

Un gran acierto.


24 de junio de 2009

III Premio de Microrrelatos Eróticos "Jeanne Traumnovelle"

Me ha llegado a mi correo la siguiente invitación que quiero compartir con todos los bloggeros que visitan mi blog:



III Premio de Microrrelatos Eróticos “Jeanne Traumnovelle”


La revista de arte y letras ACADEMIA DE UÑAS la asociación cultural www.frutosdeltiempo.com y El institut municipal de cultura de Elche presenta el III PREMIO DE MICRORRELATOS ERÓTICOS “Jeanne Traumnovelle”.

B A S E S

1. Los trabajos serán escritos en lengua castellana y solo se admitirá uno por autor.

2. El tema versará acerca de toda clase de erotismo.

3. Los textos deberán ir firmados con el nombre y apellidos del autor, una dirección de correo electrónico y teléfono del mismo.

4. Se valorará el humor, la agudeza y el sarcasmo.

5. Se pide brevedad: 15 líneas máximo en formato Word, tipografía Times New Roman de 12 puntos y a doble espacio.

6. Los textos se enviarán a la siguiente dirección de correo electrónico: jeannetraumnovelle@yahoo.es

7. El plazo de admisión finaliza el 30 de Noviembrede 2009.

8. Este premio no podrá declararse desierto.

9. Se constituirá un jurado de escritores miembros del grupo poético ABRIL 2005 que elegirán 1 cuento como ganador, al que se premiará con Diploma y juguete erótico elegido por el vencedor dependiendo de su sexo y condición sexual.

10. Se hará una selección de relatos que serán publicados tanto en la página web de frutos del tiempo como en un libro.

11. La participación en este concurso supone la plena aceptación de sus bases.



Bueno desen por enterados, y suerte a todos.

Mujer es Pasion.. ¿Dos Mujeres?...

CAMPAÑA EN FAVOR DE LA BISEXUALIDAD FEMENINA

Campaña Bi-F


Estaba hoy en una especie de "cyberconferencia" (netamente sexual e intima jeje) con una buena amiga, sobre el ultimo video que subí de Rebequita Linares, y comentabamos el mismo. al final del video aparecen varios videos más, seleccioné uno de ellos y lo vi (no de Rebequita ojo), y la verdad es que es delicioso. Contiene varias escenas de sexo entre mujeres de lo más rico.

Este video es un canto a la Mujer misma.




Espero que lo disfruten tambien.

23 de junio de 2009

[Relato] Espiral de Erotismo en la PYME de publicidad - PARTE 4





Espiral de Erotismo en la PYME de publicidad
PARTE IV

Una Historia de fuerte sexo lesbico, trios, voyeurismo, masturbaciones, sexo heterosexual y fetichismo




Bueno continúo con esta espiral de erotismo en la que me vi envuelto y de la que no quiero salir, la verdad siempre por delante.


Ella siguió explicándome como resolvió el “problema” con su hijo, pero ya arriba en el baño.

-José, una vez entramos al baño, le dije que me viese lo que el quisiera todo el tiempo, pero que tenía que hablar con él sobre algo-

-Aproveché y busqué una cajita de condones para que el viera uno, lo destapamos y se lo enseñé, y pues le explique con mucho detalle su uso-

-Pero él me recordó que no le había explicado para que servía el clítoris, o como él lo llamó: “el pedacito de carne que parece un dedito” jajaja ni tampoco porque se me abrió y se me cerró ese huequito grande-

-Volví a abrirme un poquito, pero esta vez estábamos los dos de pie, y con los dedos volví abrir un poco la totona para explicarle -

-Le expliqué que cuando los bebes estaban en el vientre, habían unos que el pipi no les terminaba de crecer, y eran esos bebes lo que nacían niñas, le dije que eso se llamaba clítoris y era un pipi chiquito que tenía la mujer-

-Le dije que era una parte muy sensible que apenas uno lo rozaba provocaba esas contracciones que él había visto abajo, le explique que cumplía la misma función de su propio pipi-

-Le expliqué que lo mismo que lo vi haciendo el día anterior, lo hacían las mujeres con esa parte, pero las mujeres tenían muchas otras partes sensibles como esa, y el se quedó sorprendido, por lo cual me reí y le dije que si, que las mujeres veníamos full equipo jajaja-

-En ese momento hubo una clara distensión, y ya él se sentía muy seguro conmigo-

-Sin embargo lo tenía muy erecto para meterme al jacuzzi con él, por lo que decidí bañarme yo en la ducha y que él se bañara en el jacuzzi-

-Él se sentó en el jacuzzi de forma tal que quedó frente a mí, y para nada me quitaba la mirada de encima. Yo comencé a ducharme… y la verdad me sentía violada por mi propio hijo, fue una sensación extraña e incomoda-

-Cuando voltee y lo vi, muy seria eso si, estaba él con una sonrisa de cachete a cachete, mirándome de la manera más morbosa que te puedas imaginar-


-De verdad sentí que había creado un Frankestein incestuoso-

-Imagínate que estaba sentado en el jacuzzi sin abrir el chorro del mismo, y lo único que sobresalía del agua calma, era justo la cabecita de su pene! Que te repito era inmenso…-

-En un tono muy serio, le dije que si no se iba a enjabonar, que tenía que ir al colegio, y con desden y casi sin quitarme la vista de encima tomó el jabón y comenzó a enjabonarse-

-Me bañé bastante rápido, me sequé y me fui a sentar al borde-

-Me senté en el borde del jacuzzi no tan abierta pero mi coño la verdad, aquí entre nos, no me cabe en la entrepierna por lo que el mismo, le volvió a quedar frente a él, que no dejaba de verlo, pero yo estaba seriesisima, de hecho molesta-

Ese comentario, no me permitió disimular mi lujuria hacía ella, e hice un gesto indescriptible, entre dolor y deseo, y ella se dio cuenta, y sonrió. Y me dijo que cuidaría las cosas que iba diciendo, total yo no era un eunuco tampoco. Pero yo le aclaré que ya habíamos avanzado mucho en nuestro nivel de confianza y que sería injusto privarme de sus descripciones veraces. Le pedí que me siguiera contando las cosas tal cual fueron. Y ella aceptó.

-Le dije que no me importaba que me mirase, y que nos seguiríamos bañando juntos, pero el problema era justo su papa-

-Coño José, a penas le mencioné la palabra “papa” el pipi le desapareció aguas abajo jajajajaja y su cara cambió completamente-

-Le pregunté ¿Qué va a pasar si bañándonos los tres, él, yo y su papa, se le ponía así de duro?-

-Le dije: Caballero va a tener un gran problema. Además, sabes que tu papa sospechara algo si te niegas a bañarte con nosotros-

-¿Qué piensas hacer? Le pregunté-



-Por supuesto ¿Qué iba a saber el pobre que hacer?, por lo que le dije que le propondría un trato-

-Le dije que yo le taparía ante el papa esta situación, que yo misma le conseguiría revistas para adultos, películas que yo considerase que el podía ver, y que inclusive le suministraría la clave del plan Platinium del tv-cable, y que cuando estuviese en su cuarto haciendo eso no le molestaría y si necesitase entrar tocaría a su puerta primero, pero solo si me prometía no pensar en mí, porque si pensaba en mí se le pondría duro frente al papa y pues… ardería Troya. La verdad me sentí muy cabrona y ahora más que te tengo que dar mis pantaletas sucias para que te pajées jajajajaja-

-Por supuesto a un padre nunca se le escapa la oportunidad para exigirle que le fuese bien en los estudios, y que si le iba mal, todos esos privilegios le serían retirados.-

-A él le pareció un trato justo-

-Sin embargo, tengo la duda de si entendió que no pensase en mí solo cuando estuviera el papa. De hecho van a ser mas los momentos que estemos solos él y yo que con él papa, y más que últimamente dizque por negocios no para en casa-

-Además, no evito pensar que en si, el orden de cosas sigue siendo el mismo: sigue estando aislado de las chicas-

Pensé en ese momento proponerle a ella, que le consiguiera una “masajista” para que perdiese su “virginidad”, pero desde antes de proponérselo ya sabia que como madre lo negaría. Pero igual se lo propuse, le dije que yo mismo se la buscaría. Ella me dijo que de verdad jamás lo permitiría, que le podían pegar una enfermedad y ella seria la responsable. Entonces le hablé de Katiuska, la prima de ella y tía segunda de él, dado que estaba teniendo esos problemas en su matrimonio y que de seguro estaría algo falta de “cariño”, y fue ahí que me lanzó el primero de los cohetazos:

-¿Katiuska insatisfecha? jah-

Esto me dejó bastante sorprendido, porque de tener un amante yo lo sabría, y la verdad que ella de su casa al colegio de sus hijos, y del
colegio de sus hijos a la oficina, de ese trayecto difícilmente se podía salir.

-Además Katiuska esta mejor para ti, a ese pobre niño lo doblaría en dos, y además no quiero complicaciones de ningún tipo, porque ella se supone que esta muy cerca de nosotros por ser familia, y mi hijo sin duda le amarraría el gustico a ella, y va a querer estar con ella todo el tiempo, como si no conociera a Katiuska y a mi propio hijo…-

-¿Y Rebeca?- Le pregunté. Ella me contestó con un rápido:

-Imposible!-

Esto si la verdad que me dejó en shock autentico, pues se suponia que Rebeca si estaba disponible y era muy joven.

Ese día no fuimos a la oficina, y en todo ese tiempo, que me estuvo contando esto, recibió y realizó algunas llamadas a clientes y a la propia oficina.

Después de que mencioné a Rebeca miró el reloj y me dijo que era hora de almorzar, prendió el auto, y nos dirigimos a un conocido centro comercial de la zona.

Comimos, hablamos de otras cosas, ya el “temita” no se volvió a tocar. Ella nuevamente hizo otra tanda de llamadas y recibió un par. En fin, ya eran como las 3 de la tarde y me dijo, bueno José ha terminado el día de trabajo, sonreímos y nos levantamos de la mesa y nos dirigimos al auto. Ella me llevó al frente de mi casa, y antes de bajarme, me dijo:

-¿No se te olvida algo?-

Yo que ya había abierto la puerta del auto, la volví a cerrar. Y ciertamente, todo lo que había pasado ese día, todo lo que me había contado, era como demasiado, como para olvidar cualquier cosa. Sin embargo, la expresión tan picara y cómplice de su rostro cuando me dijo que si se me olvidaba algo, casi al instante me recordó que cosa se me olvidaba.

Una vez que cerré la puerta del auto, comenzó infructuosamente a bajarse la pantaleta que tenía puesta (tenía una falda puesta), y mientras lo hacía se quejaba de lo cabrona en lo que se había convertido jejeje

Luego me la entregó en mis manos. Era un “hilo” color beige.

Tuve la paciencia para revisarla y hasta olerla frente a ella, y no oculté lo tanto que me gustaba el olor de su totona, aspiré como el que aspira un buen café venezolano mañanero.

Ella esta vez, en vez de mostrar asco u algo otra expresión, mantuvo la frialdad de la ocasión. Revisé la pantaleta y estaba manchada, y le dije que esa mancha no podía ser de orine porque ella en toda la mañana mientras estuvo conmigo no orinó. Manteniendo la compostura, propia de una mujer de su entereza (y experiencia) y sin quitarme la mirada, una actitud que solo la mujer aprende con los años, me explicó sin inmutarse que después de todo lo que me había contado en la mañana, seguramente se había mojado en algún momento, pero no notó la humedad de la pantaleta si no ya cuando comenzó a caminar hacia el restaurante.

Sinceramente pude aprovechar la ocasión para muchas otras cosas, como por ejemplo para que me enseñara ese coño tan rico que había vuelto loco hasta a su propio hijo, pero la verdad estaba tan emocionado que ya mi cerebro no mandaba ordenes a las demás partes de mi ser, incluida mis cuerdas vocales. Pensé que era suficiente “por hoy”, y que ya había tiempo para seguir intimando con ella.

Nos despedimos con un tímido beso en los cachetes, y yo me fui a mi casa como muchacho con juguete nuevo jejejeje



Continuara…

22 de junio de 2009

Escenas riquisimas entre mujeres

CAMPAÑA EN FAVOR DE LA BISEXUALIDAD FEMENINA

Campaña Bi-F


Nueva selección de escenas riquisimas.


[Relato] Espiral de Erotismo en la PYME de publicidad - PARTE 3



Espiral de Erotismo en la PYME de publicidad
PARTE III

Una Historia de fuerte sexo lesbico, trios, voyeurismo, masturbaciones, sexo heterosexual y fetichismo



Dado que sabia que nuestra amistad había dado un gran vuelco, y que la complicidad era absoluta entre nosotros dos. Decidí dar nuevos pasos en mi relación macho-hembra con Samanta. Además, sabía que su relación con su esposo no andaba lo mejor que digamos. Aunque suene amoral, sabía que podía capitalizar esa situación a mi favor.

La pantaleta que Samanta me había entregado personalmente, estaba ese día particularmente hedionda, creo que ese día sudó más que nunca, pero también creo que se “mojo” mucho cuando sostuvo esa conversación conmigo, tan intima.

Esa noche, me masturbé hasta caer completamente dormido. Amanecí desnudo (no puedo dormir así, y además duermo arropado, a menos que el calor me afecté, lo cual no es mi caso pues tengo aire acondicionado en mi habitación), casi desprovisto de la sabana. Me levanté completamente desgastado.

Como lo habíamos acordado, al día siguiente (o sea, esa misma mañana) le regresé la pantaleta sucia que ella misma me había dado el día anterior.

Ella me pasó buscando por mi casa, y le entregué ya adentro del auto, la pantaleta sucia en una bolsita, como había sido acordado.

Yo exageré lo adormilado que aun estaba. Y ella me dijo:


-Coño, no pensé que el olorcito de mi totona fuera tan rico, pa´que te pajearas tanto anoche-


Le dije, que pues, si que lo era, que era un olor exquisito. Ahondé en detalles, eso si dominando mis emociones. Le dije que había encontrado en la pantaleta algunos pelitos de su totona y que tenía justo en la parte que iba pegada a la vagina, una pequeña mancha amarilla de orine.

Entonces me dijo:

-¿Fue todo un manjar por lo que veo?-

Y yo le respondí con una expresión que usamos mucho aquí en Venezuela:

-Pues ¿Qué quieres que te diga?-

Le dije que pese a pasar esa noche tan agotadora haciendome varias pajas, esa mañana me sentía feliz, pues había encontrado en ella la comprensión y la complicidad incluso, para eso que la verdad al principio me hizo sentir como… ¿un degenerado?.

Ella me dijo que se alegraba de eso. Y entonces me dijo:

-Sabes, me siento feliz, pese a todo-

-Me siento feliz, pues ya soy una mujer de 40 años (hoy tiene 42) ya no soy una pavita, pero sigo siento deseada igualito que cuando tenía 20, por ti y por mi propio hijo que esta despertando a su sexualidad-

Yo la interrumpí, y le recordé dos o tres nombres más de hombres, que ambos conocíamos, que la cortejaban de manera discreta aun indiscreta, lo cual causó en ella, unas risas incontrolables. Y en mi claro.

Le recordé que yo tenía 30 años, su hijo 13, y esos otros hombres, tenían edades superiores a los 40, y que para todos nosotros ella aun estaba buenísima. Fue ahí que me soltó por primera vez lo de su esposo, me dijo que ojala que su esposo pensara lo mismo, pero últimamente estaba “muy distraído”. Pues yo sabía perfectamente a que se refería, pues su esposo tenía mucha confianza conmigo también y llegó incluso a pedirme que lo ayudara a mentirle a la propia esposa. Una vez me llamó por teléfono, y me dijo que si Samanta me llamaba, le dijera que lo había visto vía aeropuerto.





















Le pregunté, que en que había quedado lo del “problema” con su hijo, ¿que había resuelto hacer?.

Ella se extendió en detalles al respecto:

-Mira anoche estuve completamente abstraída en ese problema, pensé en como solucionarlo, y llamé a una amiga que tenía un hijo de 14 años-

-Estuvimos hablando por tres o cuatro horas-

-Y me recomendó, que enfrentara el problema, que no le huyera, si bien no fue más explicita con eso, y la verdad después de hablar con ella quedé con nuevas dudas-

-Me quedé dormida pensando en el asunto-

-Fue en la mañana, cuando desperté y fui a la cocina, que resolví todo-

-Gracias a lo que pasó contigo, me dí cuenta, que pese a todo soy una mujer, y aun mantengo intactos mis atributos físicos-

La interrumpí, por que no me pude aguantar a decirle, lo rica que estaba, y que se sacara de la cabeza que era “madurita”, que dado los avances de la ciencia, los ejercicios gimnásticos y la dietas, hoy día la mujeres envejecían más lentamente. Ella me dijo, que ojala fuera cierto, pero que ella lo dudaba, pues su esposo al parecer no compartía esa misma opinión. Me dijo que quizás yo la estaba halagando porque estaba cara a cara hablando con ella… en ese momento desee ahorcarla! Pues no era consciente ni de su verdadera belleza (pese a que el día anterior me había dicho lo contrario) ni de la realidad de su esposo.

Bueno me limité a decirle que no era sí, pero que me siguiera contando que había resuelto con su hijo.

-Después que quedé sola con mi hijo de 13 años, subí al cuarto me quedé desnuda y bajé a su habitación, solo tapada con un paño por las axilas-

-Mi idea era invitarlo a bañarnos, y arriba en el baño le explicaría todo-

-Pero cuando llegué noté que no quería levantarse, permanecía arropado, me dijo que se bañaría después. Noté que estaba apenadísimo, humillado y deshecho-

-MI PROPIO HIJO TRAUMATIZADO! Y POR MI CULPA!-

-Esa situación cambió mis planes y entendí que tenía que resolver el problema justo ahí en su cuarto, y en ese justo momento-

-Fui hasta su cama, y me senté al borde de la cama, con una pierna afuera y otra recogida sobre la cama, y deje caer el paño para quedar desnuda ante él-

Samanta, desvió el auto y en vez de tomar rumbo a la oficina, siguió rumbo a una solitaria plaza que hay aquí, frente a un balneario. Pues no quería terminar la historia en la oficina.

-Mi totona quedó al desnudo ante él, solo que él desde que llegué al cuarto, había optado por voltear la cara hacía su izquierda, al lado opuesto a donde yo estaba-

No me aguanté y le pregunté que si la totona tenía un olor fuerte y como había reaccionado el niño ante eso.

-Ufff José, apestaba la verdad, el olor era muy intenso pues lo había acumulado durante toda la noche, y recién me levantaba, no me había lavado aun-

-Te juro que no lo planifiqué así, mi idea era irnos al baño y mientras nos bañábamos, hablar con él-

-De hecho solo me dí cuenta del fuerte olor a totona, solo después de quedarme desnuda ante él-

Le pregunté entonces, ¿Qué le había dicho?

-Mira le expliqué que lo que yo había visto ayer haciéndose, era normal, todos lo hacían cuando crecían, que eso era normal, que no por eso debía ser algo publico, y en eso era mi culpa haber entrando sin tocar la puerta, le prometí que tocaría la puerta la próxima vez que entrase a su cuarto-

-Pero tu sabes José que el problema no estaba resuelto, de hecho aun el verdadero problema no era ese ¿a cuantos no han cachado sus padres masturbándose?-

Yo le dije, que afortunadamente yo no era uno de ellos, pero le dije que: mi mejor amiga y jefa, me había descubierto que robaba sus pantaletas sucias para pajearme, lo que desató en ella una risa incontrolable.

Y remató con una salida, que solo una mujer con las pantaletas bien puestas, y con su experiencia en la vida puede tener:

-Solo que ya no se las tendrás que robar, ella misma te las dará y con mucho gusto-

Debimos reírnos en ese momento, pero solo hicimos un gesto de complicidad absoluta!

Siguió relatando:

-No sabes lo feliz que me hace esta situación contigo, no debo decírtelo pero sin duda ser el blanco de tus pajazos y los de mi propio hijo, y quien sabe de cuantos otros hombres, me hincha el Ego de mujer que todas tenemos sin duda-

-Pero sabes que lo que pasa con mi propio hijo es distinto-

Entonces la invité a que siguiera relatándome como logró resolver tamaño problemon:

-El seguía sin voltear la cara y verme y hablarme, por lo que tomé la decisión de presionarlo un poco-

-Le dije que el problema era si su padre se enterase de todo esto, lo que como un resorte hizo que voltease la cara, con expresión de terror-

-Trate de ganarlo a mis planes, y le dije en tono de complicidad: ¿pero el no tiene porque enterarse, verdad?-

-El asintió levemente-

-Entonces le ordené que me mirase de arriba abajo, yo sentada justo a su lado, completamente desnuda-

La quise interrumpir para decirle lo rico que se debería ver, pero hubiese sido un grave error, porque pensaría que todo eso que ella me estaba contando lejos de verlo con un adulto maduro, lo estaba viendo como un adulto morboso e inmaduro (que soy en el fondo jajajajajaj). Así que me hice el fuerte y mantuve la atención en lo que ella contaba.

-Le dije que tenía todo derecho a ver a su madre, noté que en ese momento bajó su mirada y la fijó en mi cuca-

-Me acerqué más a él y le dije que mirara bien-

-Mi hijo obedeció, e incluso se acomodó de forma tal de que quedó apoyado en uno de sus codos-

-En ese momento estaba muy excitada, lo confieso. El clítoris lo tenía como la Torre Eiffel, era algo muy evidente, tarde o temprano él me iba a preguntar que era eso que parecía un pipi, por lo que se me ocurrió explicarle cada detalle de mi vagina y de cómo se llamaba cada cosa y para que servía-

-En ese momento sentí orgullo de ser mujer y de percatarme lo complejo y útil que era mi propio cuerpito-

-Trate de abrir más las piernas, y con los dedos abrí para él, mi propio hijo, mi ostra bendita-

-Él me preguntó: ¿Mama es normal que tenga esa espumita?-

-Le dije que era una sustancia que se acumulaba durante la noche mientras dormía, pero que su mama era muy aseada y que por eso él veía que yo me lavaba tanto en el baño, solo que estaba recién levantada y no me había lavado aun-

-Le explique que los pedacitos de carne que me colgaban en la entrada de la vagina, se llamaban: labios genitales, y los estiré para él-

-También que tenía dos huequitos, él me interrumpió y me dijo que el pensaba que era uno solo, sonreí y le dije que no, que viera bien, habían dos huequitos. El más chiquito era por donde las mujeres orinábamos, y el otro era por donde teníamos los bebes-

-Preferí extenderme en esa explicación. Y le dije que él cuando tuviera su novia o su esposa, él tendría que meter su pipicito duro en ese huequito grande, pero que debería usar un condom si no quería preñarla, me dijo que no sabia que era eso, y le dije que cuando subiéramos al baño le enseñaría uno, que tenia guardado varios-

-Le dije que la mujer apretaba el pipi en ese huequito como lo hace su mano cuando se cae a “manuelas”, y que por eso él no debía sentirse mal, porque cuando tuviese su novia o su esposa, ella le harían eso, bien con sus propias manos, bien con ese huequito grande que hay en la vagina, por eso no debía sentirse avergonzado-

-Le recordé que por ese mismo huequito grande, él fue procreado y él salió al mundo por ahí mismo, que no era justo que ahora ella le negase no mirarlo-

-Me quedé un rato abierta, sujetando los labios vaginales con mis dedos para que él viese con lujos de detalles el tiempo que el necesitase-

-Además, me moría de curiosidad por saber como el llamaría a mi clítoris para preguntarme para que era eso y para que servia-

-Él se tomó todo el tiempo del mundo para ver mi totona, y le pregunté que si le parecía linda, me dijo tímidamente que si-

-Pensé, más bien sentí la necesidad de despertar en él, mi propio hijo, los deseos más nobles y caballerosos hacía la mujer en ese justo momento-

-Le dije: ves, lo maravilloso que son las mujeres, nunca olvides que tu mama te trajo al mundo, que tu mama te dio educación sexual, y que tu mama te dijo que tenías que querer a todas las mujeres, y respetarlas. Ellas tenían un tesoro oculto en su entrepiernas, y si te portabas bien, una de ellas te lo obsequiaría cuando fueras más adulto y hayas terminado tus estudios, y se hayan enamorado mutuamente-

Yo pensé que era un panorama como muy “positivista” el que le había transmitido a su hijo, pero era el mensaje correcto, el del respeto y amor a la mujer. Obviamente se toparía en su vida con mujeres que aunque les demostrase respeto y amor, no le abrirían el coño así no más jajajaja Y se tendría que enfrentar más temprano que tarde a situaciones de “dinero y poder”, donde los autos terminan siendo auténticos dildos de acero para muchas mujeres, como dice la canción de Hombres G: Ella se fue con un niño pijo/Tiene un ford fiesta blanco… Aun así, creo que si estaba correcto el mensaje, total, no podía ser otro.

Ella siguió relatando con sumo interés cada cosa que había ocurrido apenas esa misma mañana:

-Seguía abierta y separando los labios vaginales con los dedos, hasta que el pensase que era suficiente, y sobretodo esperaba a ver que preguntaba sobre mi clítoris, que lo tenía a reventar!-

-Hasta que él lo preguntó: Mama ¿Qué es ese pedacito de carne, que parece un dedito en la parte de arriba?-

-Le pregunté: ¿Este? Y pase la punta de uno de mis dedos, dos veces por ahí, por el mismo clítoris… Eso provocó un movimiento salvaje en toda mi totona, y caderas, y él casi se desmaya de sorpresa al ver como se abrió y se cerró mi huequito más grande-

-Sin embargo, yo quería explicarle sobre eso que había pasado, pero entré en autentico pánico, ya me estaba dejando llevar por mi excitación y tuve el miedo de casi inducirlo a él a cometer incesto conmigo, de verdad José aun siento él miedo de esa situación, aun tiemblo de pánico-

-Me levanté de la cama, tomé el paño en la mano pero sin cubrirme, y le dije que le terminaría de explicar todo arriba, en el baño-

-Él salió de la cama, estaba en short y la erección era simplemente inmensa-

-Le exigí que quedase desnudo, que ya el era todo un hombrecito, y además, yo también pensaba subir desnuda hasta el baño con él, a bañarnos-

-Nojoda José, ese pipi lo tenía inmenso!-

-Me sentí orgullosa en ese momento de ser su madre, sonara medio estupido eso, pero es así-

-Quedamos los dos desnudos y yo arquee mi brazo, y le dije: “caballero, lleve a su mama al baño”, y así subimos hasta el segundo piso a bañarnos-



Continuara…

21 de junio de 2009

Alto nivel de intensidad... solo entre mujeres

CAMPAÑA EN FAVOR DE LA BISEXUALIDAD FEMENINA

Campaña Bi-F


Como una buena amiga me dijo: solo entre mujeres se puede llegar a este nivel de Intensidad...


[Relato] Espiral de Erotismo en la PYME de publicidad - PARTE 2




Espiral de Erotismo en la PYME de publicidad
PARTE II

Una Historia de fuerte sexo lesbico, trios, voyeurismo, masturbaciones, sexo heterosexual y fetichismo





Prosigo con este extenso relato, de algo que tenía que contar a alguien, y porque no mejor aun, a muchas personas.

Un día, estábamos en el auto de ella, estábamos bromeando sobre varias cosas que nos habían un ocurrido ese día, y ella me dijo que necesitaba algo de confidencialidad para contarme algo sobre uno de sus hijos, y que yo como era hombre quizás la podría ayudar.

Le dije que por supuesto, que el nivel de confianza que ambos teníamos era muy grande ,y que si la podía ayudar, me sentiría util.


Me contó que su hijo de 13 años, ella lo había sorprendido masturbándose, y que no supo que hacer, no supo como manejar la situación, pues ambos quedaron en shock viéndose cara a cara y ella solo salió del cuarto sin decir nada más, ni siquiera tuvo opción alguna de disimular que no había visto nada. Y no quería contárselo a su esposo, para no avergonzar más al niño, pues de seguro el papa iba a llevar eso a burla (y como yo lo conocía, de seguro sería así).

Pero, no solo me dijo eso, me dijo algo que la atormentaba aun más. Me dijo que creía que el niño se masturbaba pensando ella!!!! Lo que me dejó en el sitio, como decimos por aquí.

Le pregunté que porque creía tal cosa, y de su propio hijo. Y ella me contó que a los tres hijos desde temprana edad, los acostumbraron a bañarse con ella y su esposo, y que por descuido de ellos, eso nunca había cesado. Solo que la niña desde los 12 por convicción propia, dejó de bañarse con ellos, pero los niños no, ellos siguieron bañándose con papa y mama. Me dijo que su hijo de 13 años, ya tenía pubis, y por supuesto, erecciones. El hijo menor, ya no solía bañarse con ella, por cuanto salía más temprano a clases, pero su hijo de 13 si lo hacia con ella y con su esposo, y dado que este cada vez estaba menos en casa, se bañaban juntos solo ellos dos.

Ella continuó narrándome cosas, como por ejemplo que ella se hacía su "aseo de mujer" frente al niño, e inclusive al borde del jacuzzi del baño, se afeitaba el coño (ella usó otra expresión, que la verdad ahora no recuerdo) y todo eso lo veía el niño, pero que ella por distraída y por el stress del trabajo, no le paraba mucho a nada de lo que estaba ocurriendo, pero si advertía que el niño solía doblarse un poco en el jacuzzi, y a veces ella lo mandaba a salir del mismo, y este se negaba o salía medio tapándose. Ella le dijo incluso que el agua fría del jacuzzi le ponía durito su pipicito, que no le importase que se le pusiera sí frente a su mama. Pero ahora ella reflexionaba y me decía que no era por el agua, que por lo general no estaba fría, pues ella misma cuidaba que estuviese tibia y más a esa hora de la mañana, si no que ella ahora estaba convencida de que era por ella misma, que pese a todo, no dejaba de ser una mujer desnuda frente al niño, ya no tan niño. Ella también me dijo, que el niño prácticamente no veía ninguna otra chica, por cuanto lo tenía en un colegio católico de solo niños varones.

En ese momento el auto llegó a su casa, y ella me dijo que siguiéramos hablando adentro.

Fuimos a la cocina, y ella se dispuso a preparar un café y a lavar algunas tazas y platos que consigio en el fregador, y colocaba en su sitio algunas otras cosas, mientras seguía hablando.

Yo me senté en una de las altas sillas que tiene a lo largo de una mesa en su cocina.

Me dijo, que ella atando cabos, llegaba a la conclusión de que el niño, después de salir del baño, iba directo a pajearse a su habitación, y que no podía dejar de aceptar que su objeto de fantasía era justo ella misma, su propia madre. Yo no me pude aguantar, y le comenté que razones de sobra tenía el niño, porque ella era muy bella. Sonreímos, pero ella volvió a enseriarse, y me explicó que yo como hombre lo sabía, y que ella era plenamente consciente de que sus atributos tenía, pero que no por eso dejaba de ser la madre de él. Yo me limité a darle la razón.

El agua para el café se estaba calentando y ella subió al cuarto a “cambiarse”, en realidad no se cambió, solo se quitó la falda, y se quedó en pantaleta, con la blusa puesta y los altos tacones… una estampa divina! La Madre Naturaleza frente a mis ojos, in situ.

Cuando bajó así, sin la falda, dijo como excusa que había dejado el teléfono celular en la cartera, y ciertamente era así, lo tomó e hizo una llamada a uno de los clientes, mientras atendía el café. Apagó la hornilla, y comenzó a colarlo. Yo no dejé un solo segundo de mirarla.

Dejó el café colándose, y se voltio. Se recostó contra el gabinete de la cocina, y siguió hablando por teléfono, mientras el brazo que no tenia el teléfono, lo cruzo con el otro para darle apoyo. Ello llevó a que la parte delantera de su pantaleta quedara al descubierto. Ella me veía con mucha seriedad, y yo me armé de valor, pero juro que no la deje de ver de arriba a bajo, en todo ese rato que habló por telefono.

Cuando terminó de hablar, puso el celular sobre el gabinete de la cocina, y mientras servia el café en las tazas, y dándome la espalda, me dijo medio en broma, medio en tono de reclamo: -José, me querías comer con la mirada… no dejaste de “bucearme” (“observarla lujuriosamente”, se entiende por estas tierras) mijo-

A mi el valor, que había tenido para mirarla previamente, se me vino al piso, y solo sonreí nerviosamente.

Ella me trajo la taza de café y tambien la de ella. Y se sentó en la parte diagonal de la mesa, junto a mí.

Y fue ahí, donde ya me tuvo acorralado, para hacerme esa pregunta, que de no ser por que ya para entonces habíamos entablado esa conversación sobre el “problema” que había tenido con su hijo, seguramente no estaría relatando todo esto.

Me dijo que ella entendía que los hombres cuando jóvenes nos masturbábamos mucho, me dijo que su propio esposo le contaba que el lo hacía frenéticamente, cuando adolescente. La interrumpí y le dije que las mujeres también, a lo que ella me dijo que no necesariamente, por que ellas por la misma formación familiar y social, terminaban reprimiéndose mucho, además de que una mujer necesitaba otros elementos para solo iniciar una masturbación, que lo difícil en la mujer era iniciarla, no hacerla como tal. Yo la verdad no estaba en capacidad de contradecirla, la verdad la mayoría de las mujeres suelen ocultar que se masturban, por razones muy variopintas.

Entonces de una sin más anestesia me preguntó:

-Mira José, dado que estamos hablando sobre esto, y que ambos sabemos que es normal, lo que no implica que sea normal que una madre sea el objeto sexual de su propio hijo, como sospecho; me imagino por lo que acabo de comprobar ahorita de que yo soy igualmente un objeto sexual para ti-

Yo no podía ni respirar cuando me dijo eso.

Le respondí casi sin voz que si.

Luego, me controlé un poco y le repetí que si, que la verdad era esa, pero que la respetaba mucho, por lo que ella había representado para mi, me había dado trabajo y una amistad que yo valoraba mucho.

Entonces vino la estocada:

-Mira José, la verdad es que tengo que decirte que sospecho que hurtas mi ropa interior para hacerte pajas-

Casi desfallezco luego de esa acusación a quema ropas

Me dijo que éramos adultos y que podíamos manejar esa situación de una manera más elegante (“elegante”… nunca olvidare esa palabra). Pero que ella necesitaba saber si era yo, porque si no era yo… irremediablemente sería entonces su propio hijo!

Yo seguí mudo e inmóvil. Y me dijo que ella por todo el oro del mundo, deseaba que fuese yo el “admirador” del tufo de su coñito (lo dijo en terminos locales que en sus labios me hicieron levitar casi).

Me volvió a preguntar: -¿Tu eres el que usa mi ropa íntima para hacerse pajas?-

Ya en ese escenario, pensé que no había otra salida que confesarle que si. Y recuerdo hasta el punto y coma de lo que le dije:

-Conchale Samanta, todo esto me apena inmensamente, pero si vale, lo hice un par de veces. Solo deseo que esta confianza entre tu y yo no se resquebraje por esta situación.-

Entonces, me dijo medio sonriendo:

-Se resquebrara si no eres sincero conmigo, por ejemplo no han sido dos veces, ni tres, sino muchas más, y encima te llevas mis “Hilos” que son los que uso para trabajar-

Bueno, la verdad que en ese punto ambos sonreímos, todo eso era bastante sórdido e ilógico, y le pedí disculpas, le dije que no volvería a ocurrir.

Ella me dijo, que no le importaba que no volviera a ocurrir, lo que le importaba era que no se enterara su marido, y que por favor, no me las llevase una semana, que al menos las que me llevase las devolviera al día siguiente o a los dos días jajaja.

La verdad en ese momento no era consciente de esa soterrada invitación que me estaba haciendo, estaba tan apenado que casi ni escuchaba lo que decía, pero hoy lo recuerdo como si me hubiese hecho una regresión jeje.

Siguió, casi haciéndome ella una confesión.

-Mira a mi todo esto más bien me halaga, y quiero que sepas que no te lo estoy prohibiendo (y resalto el: “no te lo estoy prohibiendo”), pero si te exijo que no te las lleves por tanto tiempo-

Yo asentí casi imperceptiblemente.

-Lo que si me tiene atormentada, es esta situación con mi hijo (…) no se como manejar esto, sola-

-¿Sabes de algo que pueda hacer?-

La verdad que en ese momento, con lo excitado y al mismo tiempo apenado y humillado que me sentía, lo más que podía pensar era invitarla a cometer incesto con su propio hijo jejeje

Le dije, con total franqueza que no se me ocurría nada, y que sentía total empatia por lo que estaba pasado el niño, que a su edad estar expuesto a una mujer tan bella y peor aun, completamente desnuda y en situaciones tan intimas como su propia depilación vaginal, pese a que era su propia madre, y sin otra mujer como referencia cercana, pues… era bastante difícil para el niño. Que más bien, el error había sido de ellos mismos, o sea de ella y del padre, en haber prolongado por tanto tiempo esos baños familiares y sobretodo, el haber colocado al niño en un colegio de solo varones. Aunque ella me explico que creía que ese no era el problema, pues en países más desarrollados el nudismo familiar era común, que ella creía que el error había sido a nivel de no darle la mejor de las educaciones a sus hijos, para que asumieran su sexualidad con mayor libertad. Lo cual no dejaba de tener razón. Pero claro, la cuestión es que el daño ya estaba hecho ¿Cómo remediar las cosas ahora?.

Entendí, que solo yo sabia de esta situación, y solo ambos podíamos planificar algo para que ella y el niño salieran de esa situación embarazosa en la que habían caído. Lo cual me ubicaba en una situación ciertamente privilegiada, como para poder intimar un poco más con ella.

El café llegó a su fin, y ella se levantó, y con total descaro tomó ambas tazas vacías, y me dijo:

-José aprovecha de “bucearme”, que ya me voy a duchar para esperar a que mis hijos lleguen. Ya te bajó los recibos para que te los lleves y los revises en tu casa-

Fue al fregador, depositó las tazas, y caminó en varias direcciones por toda la cocina, guardando cosas, todo eso para que yo la viera con lujo de detalles, hasta llegó a inclinarse, antes de dirigirse escaleras arriba, hacía su cuarto.

Fue un momento victorioso, porque sabía que ella me estaba implicando en su vida intima finalmente, más allá de la confianza que me había dado en todo el tiempo previo, desde que me hice amigo de la familia y su propio empleado. Me sentí como Sucre después de Ayacucho, o Bolívar después de Carabobo, o Napoleón después de Austerlitz, victorioso! en la gloria! jajaja

A los pocos minutos, bajó con un sexy short jean raído, sandalias y una franela, y en su manos traía toda la ropa sucia, que se acababa de quitar. Yo estaba justo, en el pasillo por el cual ella tenía que pasar para llevar esa ropa a la cesta de ropa sucia para que la sirvienta al día siguiente la lavase.

Colocó, completamente adrede la pantaleta que se acababa de quitar, encima de todo lo que llevaba en sus brazos, no estaba enrollada, ni nada, se veía que la había puesto conscientemente en esa determinada posición donde la colocó.

Pasó junto a mi y se detuvo. Y con una sonrisa cómplice, me dijo:

-¿No la vas a tomar?-

Me acerqué y con sumo cuidado, la tomé (la pantaleta). Ella me dijo ¿que si de verdad eso me excitaba?, le dije que si. Y me dijo que cada loco con su tema, y siguió caminando. No sin antes recordarme, que debía quedar entre nosotros, y que su esposo no debía enterarse, que ella cooperaría para que se me hiciese fácil tener cada vez que yo quisiese sus pantaletas sucias. Por ese motivo, yo la seguí, pues debía aclararle que una de las razones por la cual no se las entregaba a tiempo, era justo que lo hacía cuando su esposo no estaba en casa.

Por lo que ella, me dijo que se le ocurría que cuando no se las pudiese entregar, se las diese en una bolsita en la misma oficina, cuando nadie se diera cuenta. Y que cuando yo no las pudiese ir a buscar a la casa, ella haría lo mismo pero a la inversa, o sea, ella misma me traería las pantaletas sucias, en una bolsita y me las daría en la oficina o en su auto, para que yo las utilizace en mis pajas.

Jejejeje fue así que empecé mi fetichismo por las pantaletas sucias, con la complicidad de Samanta, mi propia empleadora, amiga claro y a futuro complice de un sin fin de cosas...

Pero esto solo fue el inicio de una larga consecución de eventos, altamente eróticos que hasta ahora, han girado en torno a esta misma mujer: Samanta.



Continuara...

20 de junio de 2009

Besos y caricias entre mujeres...

CAMPAÑA EN FAVOR DE LA BISEXUALIDAD FEMENINA

Campaña Bi-F


Otra apasionada recopilación de escenas de sexo entre mujeres


[Relato] Espiral de Erotismo en la PYME de publicidad - PARTE 1


Espiral de Erotismo en la PYME de publicidad
PARTE I
Una Historia de fuerte sexo lesbico, trios, voyeurismo, masturbaciones, sexo heterosexual y fetichismo


Toda esta larga historia que he vivido intensamente estos últimos años, tiene a una sola mujer como catalizadora de toda una serie de situaciones sexuales que me han hecho disfrutar de la Hembra en toda su dimensión. Una mujer que lo único que hizo, fue aumentar mi fascinación por las lesbianas y mujeres bisexuales, hasta un nivel que roza en la obsesión.

Le contaba a una buena amiga lesbiana argentina, hace algunos días, que mi fijación por las lesbianas viene de una experiencia que tuve en la pre-adolescencia (tendría yo unos 12 ó 13 años), en la cual me bañé con una tía y su “amiga”. Tiempos en los cuales los felpudos eran malditos, entiéndase: los Montes de Venus presentes y no mutilaos, eran tentadores. Recuerdo muy bien esa ocasión. En otra oportunidad daré detalles de esa especie de “iniciación” al maravilloso mundo lésbico, al cual como hombre, no tengo fácil acceso, para mi mayor frustración, ya desearía nacer mujer para ser lesbiana, pero de momento me conformo con mi nada cómoda posición de hombre lesbiano...

Pero mi mayor experiencia en este exquisito, sublime y elevado universo lésbico, se centra en tres mujeres. Mujeres, que jamás han hecho daño a nadie, y solo han sido victimas (parciales y/o directas) de situaciones que no merecen.

Estas mujeres en torno al cual giran mis fantasías y experiencias terrenas, son:

Samanta, mujer blanca de generoso pecho (de hecho se realizó una Mamoplastia reductora por un problema en su columna), con el cabello teñido de rubio, pero al ser blanca (andina de hecho) le hace bien, y unos 42 años engañosos. Casada, con tres hijos (dos varones y una hembra). Su esposo es el típico gozon, infiel incorregible, dicharachero (bromista), el hombre orgulloso de su poder (y ciertamente su mujer le da ese aura poder, pues ella haría sentir a cualquier hombre muy orgulloso), un hombre que la fortuna le sonrío. Fue a través de él, que conocí a Samanta, vericuetos del destino supongo. Claro, con lo bueno para nada que yo inspiraba cuando me conoció ¿De que tenía que preocuparse conmigo? Quizás pensó que yo era una especie de eunuco, que no sería capaz de tocar a su mujer, o quien sabe que otra cosa. Samanta, no es tonta (¿Qué mujer lo es?), pero ella siempre fingió que no le importaban las infidelidades y acciones altaneras de su marido. Craso error de percepción mía.

Katiuska, de mi edad (32 años). Prima de Samanta, con igual físico, solo que con piernas más lindas y de hecho un poco más alta. Con dos niños. Su matrimonio se vino abajo, porque su aun esposo (el divorcio aun no se concreta) cayó en el mundo de las drogas ya muy avanzado el matrimonio.

Y Rebeca, una chica de tan solo 19 añitos. Piel canela claro, pelinegro. Con los senos operados. De mi estatura, unos 175 centímetros. Secretaria de Samanta.

Me hice muy amigo de las tres, porque Samanta me contrató como su asistente, y los cuatro hicimos un equipo en la PYME de la propia Samanta (en el área de publicidad).

Mis masturbaciones desde entonces, se hicieron obsesivas, imaginándomelas a ellas teniendo sexo lésbico, o simplemente heterosexual conmigo o en otras situaciones.

Sin embargo, fue con Samanta, la mandamás de todos, con la que tuve los primeros escarceos, lo cual era anti-ilógico, lo lógico era entrarle primero a la secretaria porque era más joven solitaria y vulnerable (todo hay que decirlo), pero bueno empecé como se dice por la parte difícil de todo.

Fui sumamente afortunado por ello, pues ella (Samanta) era la piedra angular de algo mucho mas sorpresivo, que la verdad no me lo imaginaba. Era Samanta, la llave a un mundo de lujuria que la verdad no me imaginaba…

Hoy cuando lo recuerdo, me preguntó: ¿Qué otras tantas situaciones hay detrás de lo que no alcanzamos a ver en estas sociedades, cada vez más complejas que buscan un escape a sus propias cárceles?...

Lo de Samanta era esperable, se hacía la desentendida ante las actitudes de su marido. Katiuska tenía un matrimonio deshecho. Y Rebeca era una joven y bella, solterita. Lo curioso de todo es que yo me acerco a Samanta, justo para que me haga la segunda con Rebeca, pues la quería como novia mía. Que terrible, extraño y pícaro el destino!

Y Samanta, ciertamente ante mí y ante Rebeca, solía hacer de “cupido cabrón” y nos decía a ambos que porque no nos tomábamos el día libre siguiente e íbamos para el cine, y cosas así. Pero luego, descubrí que todo eso era una farsa, en la cual participaba la propia Rebeca, y las razones eran insólitas.

Mi confianza con Samanta llegaba al extremo de incluso trabajar hasta altas horas de la noche en su propio cuarto con o sin su esposo en la habitación, cuadrando cuentas y organizando papeles, incluso sentados en su propia cama. Ella tenía por entonces en PC en su amplia habitación, con jacuzzi y todo. Admito que llegó un momento en el que me sentí bastante incomodo. Incluso, siempre tuve la sospecha de que su esposo era bisexual o algo así, y aun al día de hoy, lo pienso (sobretodo con lo que casi la propia Samanta descubre de él). Ese nivel de confianza de ellos, era como para sospechar muchas cosas. Obviamente, como heterosexual convencido, no me molesté en indagar más jajajaja.

El marido de Samanta comenzó ha ausentarse cada vez más de la casa, por cuestiones de negocios, lo cual hizo que yo pasara más tiempo con Samanta, en su casa y en su cuarto. Solo estaban sus tres hijos (todos niños varones de 9 y 13 años respectivamente, y la hija de 14 años) y la sirvienta, una señora que no todos los días se quedaba en la casa.

Yo como vivía a menos de 500 metros de la casa de Samanta, pues… iba a cada rato, pero en la noche cuando trabajábamos hasta muy tarde, terminaba “durmiendo” en el cuarto de huéspedes para no irme caminando en la noche hasta mi casa. La verdad no podía dormir. No podía dormir, por varias razones.

Primero me sentía “extraño” en esa casa (nada como la propia casa de uno, obvio).

Segundo, porque el cuarto tenía TV por cable, y ella me había dado la contraseña para el plan Platinium, que incluía canales de películas y deportes Premium y, of course, los canales eróticos y pornos: Venus y Playboy, por lo tanto, los pajazos eran inevitables.

Además, con el tiempo, hurgaba en la cesta de ropa sucia, que estaba en el piso de abajo, justo al lado de la habitación de huéspedes donde yo me quedaba luego de haber trabajado con ella en su habitación, y tomaba las pantaletas (bragas) usadas de Samanta, aun impregnadas con su fuerte olor vaginal. Por lo general eran tangas tipo “hilos”.

No pocas veces, en esos primeros años, le llegué a ver los “hilos” puestos, debajo de una falda, levantada por una leve brisa, o justo al montarse en su auto. Ella siempre me decía, que dado que yo estaba “solito” (así decía), era bueno que ella de vez en cuando me enseñara “algo” (si bien siempre era accidental). A lo que yo le decía: - pero Samanta, quieres que me caiga a “manuelas”- (una de las tantas maneras de llamar aquí, a las pajas), y ella con una sonrisa cómplice, me decía: -no pretenderás que te diga lo que tienes que hacer-. De esas bromas en esa situaciones fortuitas, y hasta entonces, nunca pude pasar.

Esas pantaletas sucias de Samanta, eran particularmente exquisitas, porque prácticamente ella usaba una para todo el largo día, desde la mañana que salía a trabajar, hasta la tarde o incluso, noche, que regresaba, y en esta tropical Isla caribeña, pues… el calorcito no es broma. Por lo que el néctar contenido en las mismas era particularmente suculento. Mezcla divina de sudor, fluidos vaginales y orine.

Todo este orden de cosas, ya me estaban atormentando mucho, y me estaba obsesionando peligrosamente de Samanta.

Afortunadamente, los acontecimientos posteriores tuvieron un rumbo satisfactorio.

La confianza aumentó a niveles en los cuales ella salía del baño con el paño atado alredor de las axilas sin importar que yo estuviera en el cuarto. Al principio por lo general, yo bajaba al primer piso de la casa mientras ella se bañaba, si bien el baño de su cuarto tenía puerta y un amplio vestíbulo contiguo. Ya incluso, se paseaba por el cuarto en pantaleta (no “hilo” claro), y blusa o franela arriba.

Así fue aumentado la confianza entre ambos, cada día más y más.

Yo la verdad ya no me bastaba con pajearme en el cuarto de huéspedes de su casa, y comencé a llevarme las pantaletas a mi casa, escondidas en mi jeans. Ese fue el detonante de todo.

Ella comenzó a darse cuenta de que las pantaletas sucias le faltaban.

Yo las devolvía, pero cuando podía hacerlo. A veces me quedaba con alguna por semanas, fue un afortunado error. Sin pretenderlo me estaba descubriendo ante ella y la estaba casi invitando a mí.

Por supuesto, no fue algo planificado, solo sucedió.

Estaba así mismo dando mis primeros pasos en el Fetichismo en las pantaletas sucias.


Continuara…

19 de junio de 2009

Las caricias entre mujeres...

CAMPAÑA EN FAVOR DE LA BISEXUALIDAD FEMENINA

Campaña Bi-F


Una hermosa recopilación de escena de sexo entre mujeres


Los genes benditos del Che Guevara, siempre en buenas causas

Que ironia... y con tanta carne rica que esta niña nos muestra...


La nieta del Che Guevara se desnuda a favor del vegetarianismo

Nueva York, 17 jun (EFE).- La nieta del guerrillero Ernesto "Che" Guevara será la imagen de la próxima campaña a favor de la dieta vegetariana de la organización Personas por la Ética en el Trato a los Animales (PETA), informó hoy ese organismo.

Bajo el eslogan "Comienza una revolución vegetariana", Lydia Guevara, de 24 años, aparecerá con la boina que popularizó su abuelo y con el torso desnudo, tan solo cubierto por un arnés cargado de zanahorias a modo de balas.

"Tras discutirlo con mi familia, decidí que debía participar en la campaña, ya que, como vegetariana, estaré utilizando el nombre de mi abuelo para una buena causa en la que creo", explicó la joven a Efe, tras la sesión fotográfica realizada este miércoles por PETA.

Guevara, nieta de uno de los líderes de la Revolución Cubana (1953-1959) y que desde hace tres años profesa la dieta vegetariana, destacó que la revolución la lleva "en la sangre" y que su intención se encuentra lejos de "desprestigiar todo lo que consiguió" su abuelo (1928-1967).

"La lucha de PETA por los animales fue uno de los motivos por los que me convertí en vegetariana. Además, este estilo de vida se ha convertido en una verdadera revolución que cada vez capta más personas y que supone una alternativa más saludable para el planeta y el hombre", añadió la joven.

La campaña, que se lanzará en español en el último trimestre del año en Buenos Aires, es la primera a favor de la alimentación vegetariana que la organización presentará en Suramérica y contará también con una versión en inglés.

"Supimos a través de un amigo que Lydia es vegetariana y nos pareció impactante que la nieta del 'Che' no comiera carne, ya que Argentina es el país de la carne por excelencia", destacó el director de Comunicación de PETA, Michael McGraw.

La iconografía comunista de la imagen que protagonizará Guevara está inspirada en la portada del álbum "Viva el amor" (1999), de la banda británica "Pretenders", cuya cantante, Chrissie Hynde, participó en algunas campañas de la organización en la década de los noventa.

Entre las caras conocidas que anteriormente han prestado su imagen a PETA para reivindicar los derechos de los animales se encuentran el ex Beatle Paul McCartney y las actrices Pamela Anderson, Charlize Theron y Eva Mendes.


http://es.noticias.yahoo.com/9/20090618/tso-la-nieta-del-che-protagonizara-una-c-64bc860.html




¿Verdad que la nieta del Che, se parece a nuestra Mayita?

!!!!!





18 de junio de 2009

Besos, caricias y orgamos entre mujeres

CAMPAÑA EN FAVOR DE LA BISEXUALIDAD FEMENINA

Campaña Bi-F


He decidido retomar mi particular campaña en favor de la Bisexualidad Femenina, Y nada mejor que una excelente selección de escenas de sexo entre mujeres.


17 de junio de 2009

Los besos apasionados son buenos para la salud!!!


Los besos apasionados son buenos para la salud

Noticia publicada el viernes 24 abril, 2009 - por Victoria A.

Los besos apasionados no solo generan excitación, sino que también pueden proveer de beneficios para la salud cardiaca, bucal y disminuir el dolor físico.
Según un informe realizado por el diario ruso Pravda, los besos mientras más apasionados son, mas endorfinas producen. Estas endorfinas son unas sustancias hormonales que aumentan los niveles de alegría y reducen la sensación de dolor físico, estas hormonas alivian tanto, que son consideradas como una especie morfina natural.
Otras cualidades de los besos es que ayudan a reducir el nivel de colesterol, regular la presión sanguínea, mantener en buen estado el sistema cardiovascular y proteger los dientes de las caries con la misma eficacia que una pasta de dientes.
Pero los besos no son solo una antesala apasionada al sexo y un plus para nuestra salud, ya que también conforman una parte importante de descubrir a la otra persona. La doctora y profesora Helen Fisher de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, EE.UU, explico al respecto: "Cuando besamos, vemos, olemos, sentimos al otro. Su saliva contiene cantidades de hormonas que constituyen un indicador de su personalidad. Al besar, el cerebro se pone activo. Cinco nervios le llevan mensajes de lo que están sintiendo. Es realmente una herramienta de evaluación muy poderosa."
Otra cuestión que esta antropóloga destaca es que los besos ocupan más tiempo y generan más sensaciones en nosotros de lo que creemos: "besar supone algo más del 90 por ciento de las actividades sociales de los seres humanos, y además es un instinto natural para estimular los mecanismos de la reproducción. Al besar impulsados por el amor romántico, una parte del cerebro enloquece y se comporta como si estuviera bajo los efectos de la cocaína. El amor romántico es un revulsivo poderoso que viene del motor de la mente, del área responsable de las adicciones".


http://www.discret-sexshop.com/discretsexshop/catalog/articulos.php

Blogs amigos